martes, 4 de febrero de 2014

Dolores Redondo, un paso adelante

Legado en los huesos, segunda novela de la 'Trilogía del Baztán' de la escritora vasca, cumple las expectativas creadas en El guardián invisible.

(Rosa Mora)

Dolores Redondo es original, renovadora y ha encontrado una fórmula de éxito: la mezcla de ingredientes tan potentes como la mitología, leyendas y costumbres de Euskal Herria, la historia trágica y tenebrosa de una familia matriarcal, una serie de crímenes que a priori parecen inconexos, un paisaje maravilloso, el de Elizondo y el Valle del Baztán (Navarra), la lluvia casi constante, el frío, el silencio atemorizador del bosque. Y al frente de todo ello, Amaia Salazar que, ahora, en la segunda novela de su Trilogía del Baztán, Legado en los huesos, es jefa de homicidios de la Policía Foral.

La escritora vasca (San Sebastián, 1969) es valiente. Legado en los huesos es la continuación pura y dura de El guardián invisible. Se inicia casi donde acabó la primera y quien no haya leído esta puede armarse un poco de lío con los personajes y escenarios. A lo largo de las más de 500 páginas, que se hacen cortas, da pistas que la ligan al El guardián… pero, no demasiadas.

La historia se inicia en un juzgado de Pamplona, donde debía ser juzgado Jasón Medina, el padrastro de Johana Márquez, la última niña asesinada en El guardián invisible. Asiste Amaia Salazar, en el último tramo de su embarazo. Pese a estar esposado, Medina se suicida. En el bolsillo de su chaqueta deja un papel con una sola palabra: Tarttalo.

Tarttalo, según la mitología vasca, es un cíclope gigantesco, fuerte y agresivo, que devora ovejas, doncellas y pastores. La novela es más compleja que la anterior. Una serie de mujeres son maltratadas y asesinadas por sus maridos y aparecen con un brazo amputado. Los asesinos, brutales y zafios, se suicidan y dejan siempre el mismo mensaje: Tarttalo. Por otra parte, en la iglesia de Arizkun, a cinco kilómetros de Elizondo, se suceden una serie de profanaciones. Amaia regresa a su tierra. Le acompañan su marido, James y su hijo,  Ibai.

En la investigación aparecen numerosas pistas, como las de los Agotes, una comunidad minoritaria, perseguida y marginada durante ocho siglos que se instaló  en el País Vasco francés, Navarra, en especial en el valle del Baztán, Guipúzcoa y en algunos lugares de Aragón, como Huesca. También aparecen los mairu-besos, las belagiles, los antiguos sacrificios, Mari, la diosa que habita en las cumbres de las montañas o el poder del tarot. Redondo, en muchas ocasiones, introduce elementos sobrenaturales mezclados con la realidad. Legado en los huesos es también una novela sobre el mal y este es muy real, aunque sea difícil situar su inicio.

Amaia Salazar ha cambiado. Tiene las mismas pesadillas y miedos que en la anterior novela, pero en esta ya no busca el refugio en el amor de su esposo. La maternidad le provoca una crisis. Se debate entre su trabajo y el cuidado de su hijo. En alguno de los mejores momentos de la novela, escarba en el pasado para descubrir qué pasó exactamente con su madre, la que le decía que se la comería, la que intentó matarla. Rastrea la misteriosa muerte de su hermana gemela, el mismo día en que ambas nacieron. Descubre hasta qué punto su familia ha estado implicada en hechos terribles.

La nueva jefa de homicidios es más dura (y eso está bien). Ya no duda en mandar con mano de hierro a los hombres de su equipo e incluso llega a pelearse a puñetazos con el inspector Montes y se rebela contra antiguas creencias de su tierra. Resulta refrescante y divertido que una policía sea católica, que rece por las víctimas, y que por otra parte sea capaz de renegar de todo. Su confusión y su desasosiego la hacen humana y verosímil.

La acompañan los personajes que ya conocimos en El guardián invisible: el inspector Iriarte, defensor de policías con problemas, pero siempre leal; el imprescindible subinspector Etxaide, antropólogo y arqueólogo, conciliador, sabio y sencillo, el mejor aliado de Amaia; el subinspector Zabalza, que no se decide a salir del armario, que rechaza la jefatura de Salazar, pero que acaba cuadrándose. La ideal tía Engrasi, las atormentadas hermanas Flora y Ros… Introduce a otros nuevos, como el inquietante padre Sarasola, vestido de Armani, perteneciente al Opus Dei, que lee la mente de Amaia y que sabe casi tanto como ella del mal. O el nuevo juez, Markina, que se enamora de la policía y por el que Salazar se siente atraída aunque pone todas las barreras que su fe, su marido e hijo, le marcan.

Dolores Redondo deja pistas para su próxima novela, Ofrenda a la tormenta: ¿qué pasó en realidad con su madre, Rosario, esquizofrénica, que intentó matarla cuando era una niña? ¿Qué sucede con el agente Dupree, amigo suyo desde que estudió con el FBI en Quantico (Virginia)? Ha desaparecido y sus colegas norteamericanos están muy preocupados.

No hay duda. Dolores Redondo desvelará todos estos misterios y más en la novela que cerrará la 'Trilogía del Baztán,' Ofrenda a la tormenta.

Legado en los huesos es más compleja y dura que El guardián invisible, mejor. ¿Qué pasará con la tercera? Seguro que será muy buena. Ya la estamos esperando. Y ¿después? Parece seguro que sí hay un después y que Dolores Redondo no dejará de sorprendernos.

Legado en los huesos / El llegat dels ossos 
Dolores Redondo
Destino /Columna
553 / 480 páginas
18, 50 euros








2 comentarios:

  1. Hola ya esta a la venta la ultima entrega de la trilogia del baztan

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar: preciosa esa foto con las cuatro señoras galesas con su atuendo "tradicional" tomando el té. Un 10.
    En segundo lugar os quería dejar un mensaje para que no sintáis -tanto- ese vacío que deja leer la última página de "Ofrenda a la tormenta".
    ahí más novela negra de "label" vasco-navarro.
    La podéis encontrar leyendo hasta el final la reseña de esa novela aquí https://lanovelaantihistorica.wordpress.com/2015/06/20/en-lo-profundo-del-valle-una-resena-de-ofrenda-a-la-tormenta-de-dolores-redondo/
    Allí encontraréis un enlace a "Alcolea", una pequeña gran novela negra ambientada en 1875, en el último invierno de la tercera guerra carlista. Todo comienza cuando en medio del frío y la nieve empiezan a aparecer cadáveres que no han muerto precisamente en el campo de batalla ...
    http://hiberniansoldierbooks.com/2015/06/19/the-spanish-corner-ii/.

    Como querréis comprar el resto de la novela, sólo tenéis que seguir las instrucciones que se dan en ese mismo enlace..
    Y si aún os quedan dudas contactad en lanovelaantihistorica@yahoo.es o en hiberniapublishingco@gamail.com

    ¡¡De nada!!

    ResponderEliminar