miércoles, 5 de febrero de 2014

Una pequeña joya de Ruth Rendell






Ruth Rendell

La llegada del extraño Dex, recién salido de un psiquiátrico, y las malas artes de una joven au pair trastocan el ambiente tranquilo y aristocrático de Hexam Place, en Londres. La escritora británica crea un inquietante microcosmos de señores y sirvientes.
(Rosa Mora)

Ruth Rendell (Leyton, este de Londres, 1930) es una de las damas inglesas del crimen. Debutó en 1964 con From Dooon with death, la primera de la serie de más de 20 novelas protagonizadas por el inspector jefe Reginald Wexford y su inseparable inspector Burden. La escritora tuvo el acierto de mezclar las tramas de suspense con las peripecias de las familias Wexford y Burden en Kingsmarkham, una ciudad ficticia de provincias. 

Pronto, alternó la disciplina de los procedimientos policiales para tratar un amplio espectro de temas desde el punto de vista psicológico, que le han dado sus mayores éxitos. Es una magnífica retratista de caracteres femeninos, del maltrato a la mujer y de las diferencias entre clases sociales. Fue una de las primeras en abordar el lesbianismo. Es una maestra en el terror cotidiano, las pequeñas mezquindades y envidas, muy diferente de la gran Patricia Highsmith. Ella no es tan salvaje como la norteamericana pero logra unos excelentes niveles de tensión.
Ha publicado cerca de 50 novelas y lleva 50 años en el tajo. Con tan extensa producción, hay novelas mejores y peores y bastantes excelentes, como La ceremonia (A judgement in Stone, 1977), considerada una de sus mejores historias: Eunice mata a la familia Coverdale porque no sabe leer ni escribir. Es una mujer callada que toda su vida ha intentado ocultar su analfabetismo, pero cuando entra en el servicio doméstico de los Coverdale, encantadores y  cultos, que viven en una magnífica mansión en Suffolk, que se preocupan por su nueva sirvienta, todo estalla. O Carne trémula (1986), que Pedro Almodóvar llevó al cine en 1997. Relata la historia de odio, amor y violencia de tres personas: Victor Jener, sospechoso de haber cometido varias violaciones, que, en un enfrentamiento, hiere gravemente al policía David Fleetwood, que queda paralítico. Jener cumple una larga condena y cuando sale de prisión no se le ocurre otra cosas que ir a ver a Fleetwood, que ha rehecho su vida con Claire, su novia de siempre. A partir de aquí, el infierno.
Hay otras muchas buenas, por ejemplo, La muñeca asesina, El lago de las tinieblas o El señor del páramo. Con el seudónimo de Barbara Vine ha publicado novelas tan interesantes como Inocencia singular, El largo verano o El diario de Asta.
Rendell es también maestra en describir con minuciosidad la vida y costumbres de pequeñas comunidades. Este es el caso de El club de Hexam Place, que se acaba de publicar en España. Es una de esas pequeñas joyas que hace que sigamos leyendo a la escritora británica.   En algunos aspectos, recuerda a la serie de televisión Upstairsdownstairs (Arriba y abajo), solo que esta retrata la historia de dos grupos, los señores y los criados, durante tres décadas del siglo XX, y la novela de Rendell está ambientada en el siglo XXI (la edición inglesa apareció en 2012).
En esta ocasión, la escritora recrea el microcosmos de unos empleados domésticos y de sus señores, en la aristocrática y pequeña calle londinense de Hexam Place, y la convierte en una historia universal. Los trabajadores se reúnen en el pub Dugong,  donde crean un club informal para tratar de problemas que les preocupan, como los horarios, los alborotos callejeros, las plazas de aparcamiento, las cacas de los perros…  Todos saben de los otros y todos están al tanto de los líos e infidelidades de los señores.
Dos hechos enturbian la vida más o menos tranquila de Hexam Place. La llegada de Dex, de infancia desgraciada, que ha salido de un psiquiátrico y que cree que se comunica con Dios a través del móvil, para trabajar como jardinero del bondadoso señor Jefferson. Y las malas artes de la au pair Montserrat, hija de padre inglés y de madres española, a la que no importa hacer de alcahueta para su señora, Lucy, y para el amante de esta, un popular actor. Una barandilla en mal estado, la llegada insospechada del marido en el peor momento y los esfuerzos desesperados de Montserrat para convencerle de que un desgraciado accidente es un crimen desencadenan una tragedia de la que Dex será el principal protagonista.
El club de Hexam Place
Ruth Rendell
Traducción de Alejandro Palomas
Umbriel
288 páginas. 15 euros

2 comentarios:

  1. Gracias al blog de Negra y Criminal os he leido y ha sido todo un descubrimiento.
    Felicidades. A partir de ahora pienso seguiros.

    ResponderEliminar