Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2015

La memoria de Andrea Camilleri

Imagen
(Lilian Neuman)

No hay libro de memorias de Andrea Camilleri. Pero su memoria reina poderosa en sus libros, incluso -hilando fino- en los más de treinta publicados de la serie del comisario Montalbano. Fuera de ésta, hay que sentarse y recorrer la historia guiado por su extensa obra. La del avance y consagración del fascismo, que irrumpe en la vida de un pueblo (y en la de un adolescente), la mirada oscura, tétrica y recriminatoria desde el confesionario, o la corrupción de los siglos XX y XXI. Y por supuesto los tentáculos de la mafia, que nunca retrata en primer plano (no quiere que el lector simpatice con asesinos, como ocurre en las películas de Coppola), pero de la que siempre describe sus oscuros efectos. O, directamente, analiza él mismo fuera de la ficción y en sus artículos de prensa. En la formidable producción de este siciliano nacido en 1925, de familia emparentada con la de Luigi Pirandello, ambas vecinas de la provincia de Agrigento, hay una zona que me gustaría llamar “…

Los retos de John Verdon

Imagen
(Rosa Mora)
   El escritor estadounidense John Verdon (Nueva York, 1942) plantea en cada una de sus novelas un reto a su detective, David Dave Gurney, y lo plantea también a los lectores. Un reto aparentemente imposible de cumplir. Si en la primera e impactante Sélo que estás pensando (2010), el asesino de los números anticipaba el dígito que un tipo tenía en la cabeza, ahora, en la quinta de la serie, Controlaré tussueños, el enigma es aún mayor: cuatro hombres jóvenes se suicidan tras haber seguido un tratamiento por hipnosis para dejar de fumar. Los cuatro tuvieron la misma pesadilla horrorosa antes de morir. ¿Fue un suicidio inducido por el psicólogo hipnoterapeuta? Eso es lo que cree el superpoli asignado especialmente al caso.   Verdon es un buen creador de atmosferas obsesivas y paisajes de angustia y terror. En Controlaré tus sueños, ha elegido un lujoso complejo hotelero vacío en las montañas Adirondack, en el noroeste del Estado de Nueva York. Allí, van a parar Gurney y su esp…