lunes, 18 de noviembre de 2013

CONVERSACIÓN II


Rosa Mora y Lillian Neuman

El último lapón, del escritor francés Olivier Truc, describe un país en el techo de Europa a través de una historia, del pasado al presente y al revés, y de unos personajes muy logrados. 


(R.M.)- Cuando empecé a leerla me dio una pereza tremenda. Se inicia en 1663, en la Laponia central. Un lapón es quemado en la hoguera... ¡Uff! No me gustan las novelas históricas. Estuve a punto de abandonarla en la página 18, pero me la habían recomendado especialmente y decidí seguir adelante. Casi sin darme cuenta me vi atrapada en una historia y un paisaje maravillosos.



(L.N.)- Antes que esta novela, el autor había escrito un reportaje sobre estas patrullas policiales del norte. Aquí hay detallismo y gran respeto por el material que trata. No obstante, también es muy crítico (y feroz cuando retrata las reglas del juego sociales, en un bar, o cuando a la joven policía la ignoran por completo).



(R. M.)- Lo que me gusta de Truc es que evita el didactismo. Esa crítica feroz que comentas la vemos a través de sus personajes, como el pastor de renos Aslak o los policías Klemet y Nina. La mirada de Nina, nacida en el sur de Noruega, podria ser la nuestra: de la sorpresa y la inicial incomprensión a la implicación total.

No hay comentarios:

Publicar un comentario